Como influye la actitud en tu creatividad

Muchas veces me han preguntado sobre como ser más creativo, si tal o cual herramienta aumenta la creatividad de una persona o que libros pueden leer para aumentar su creatividad. La verdad, hay diferentes formas de potenciar la creatividad de una persona, mediante herramientas, y hay formas de aumentar la creatividad que poseemos, pero siempre se tiende a pensar en diversas actividades, cursos, seminarios, etc. Hay un ítem que nunca se toma en cuenta y que comúnmente es la causa de los momentos “bajos” de creatividad que nos ocurren. Me refiero a la actitud diaria.

Tener una actitud positiva aumenta tremendamente tu creatividad. Es cierto. Fíjate en la gente más creativa que conozcas: ¿son de ese tipo de personas que están sonriendo todo el día o de esas personas que se quejan todo el tiempo? ¿Afrontan los problemas o prefieren evitarlos? La actitud positiva te brinda una visión más amplia de las circunstancias. Imagínate un incendio pequeño en un bosque. ¿Viendo ese espectáculo, podrías disfrutar de la belleza que tiene el bosque? Porque no todo el bosque se esta quemando mas sin embargo esta allí, tan frente a tus ojos como el incendio. Bueno, con la actitud pasa exactamente lo mismo. Si ves un problema como un incendio, dejas de ver todas las oportunidades que están alrededor del mismo donde comúnmente, también se hallan las mejores soluciones.

Lo contrario, una actitud negativa frente a las circunstancias hace que veas todo mas grande, mas difícil, como si se tratara de una carrera maratónica imposible de ganar. Esto actúa directamente sobre tu cerebro, y por ende sobre tu comportamiento. Hace que rindas menos, que pienses en las soluciones fáciles y abandones caminos no tradicionales que comúnmente brindan las ideas más creativas. No importa que utilices mapas mentales, una dinámica grupal exótica o pensamiento lateral: cuando crees que no puedes encontrar una solución, estas en lo correcto. Mas cuando crees lo contrario, júralo, tienes la oportunidad de encontrarla.

¿Cómo tener una actitud mas positiva? No tengo la fórmula exacta, créeme, es algo que tienes que proponértelo, pero si tengo métodos que ayudan y mucho. Primero que nada, fíjate en tu exterior y en lo que puedes cambiar de este. Busca estar en lugares iluminados, sin ruidos molestos y en un ambiente propicio. Muchas veces yo utilizo inciensos, para mí son estímulos externos que influyen directamente en mi actitud. Luego fíjate en todo lo que te molesta, deprime y vuelve negativo. Trata de cambiarlo o de evitarlo, todo lo que puedas. Claro, quizás sacrificarás algunas cosas, pero este es el momento en el cual debes evaluar que es más importante y tomar una decisión, y estar conciente de lo que esta implica. Siéntete orgulloso de las decisiones difíciles que tomes, estas son indicios de carácter. Luego fíjate en lo contrario, todo aquello que te motiva, te hace feliz y te sientes cómodo. Intenta potenciar estos estímulos, transfórmalos en hábitos.

No es un problema, es un desafío. No es un suceso inesperado, es una oportunidad que se te abre. No es que no lo puedes cambiar, no lo puedes cambiar ahora, en este preciso momento. No es un fracaso, es un fallo, y eso quiere decir que estas mas cerca del acierto. Nadie lo ha intentado mil veces y no lo ha conseguido ¡Al fin y al cabo eres un ser humano! No trates de dejar de fallar, de tratar de dejar de ser humano: trata de ser uno mejor.

¿Quieres ser más creativo e innovador? Pues cambia tu forma de pensar

La forma en la que percibes tu entorno, cómo entiendes los problemas o las ideas preconcebidas que albergas son un filtro del que probablemente no eres consciente y que está limitando tu creatividad.

Las historias de ratones que destronaron a elefantes las protagonizan personas que se atrevieron a pensar de forma diferente a la mayoría, desafiando el status quo y sus supuestas limitaciones…. Quien sabe, si te lo propones y te atreves a ir más allá de los parámetros que te encorsetan, quizás tú seas uno de ellos.

Bejamin Zander, director de la Boston Philharmonic Orchestra, arrancaba con esta magnífica historia su conferencia sobre liderazgo en la edición 2009 del Foro Económico de Davos:

Dos vendedores de zapatos son enviados a una región remota para explorar nuevos mercados. Nada más llegar, el primer vendedor manda un telegrama con el siguiente mensaje: “Ninguna esperanza. Aquí la gente no utiliza zapatos”. El segundo vendedor envía un telegrama bien distinto: “Increíble oportunidad. La gente aquí todavía no utiliza zapatos”

SI QUIERES CAMBIAR TU FORMA DE PENSAR…

Destrona tus ídolos y desafía el status quo Las personas y compañías que han establecido el patrón de cómo hacer las cosas son los que han propiciado el “siempre se ha hecho así”… quizás en su momento y lugar fue la mejor aproximación… ¿pero lo sigue siendo?

Sé inocente, míralo todo por primera vez Elimina tus ideas preconcebidas. Te limitan y encorsetan sobre cómo ver las cosas. Escúchalo todo como si fuera la primera vez que lo hicieras, como si fueras un niño.

Reformula la pregunta y piensa “Out-of-the-box” Todos intentamos resolver las problemas en los términos que se nos presenta. Plantea el problema en su sentido más amplio….¿y si en lugar de fijarte en la pregunta y sus restricciones piensas en la meta?. Fija el resultado y ve aguas arriba.

Piensa en donde le aprieta el zapato a la gente No enfoques las cosas pensando qué es lo que tienes en tu “catálogo” para ofrecer, sino cual es el “dolor” o frustración del cliente que puedes arreglar.

”Cuando uno tiene un martillo, todo lo que ve son clavos”

Cambia el marco de referencia Todas las personas tenemos una serie de creencias limitantes que conforman un marco que reduce las posibles respuestas a un problema… No dejes que las reglas y prejuicios te aten y plantea las preguntas desde un “¿y por qué no..?”

Disfruta de la ambigüedad El mundo de la creatividad y de las ideas innovadoras está irremediablemente mas allá de tu cálida zona de confort. Siéntete cómodo con la incertidumbre, la ambigüedad y el cambio continuo, ya que serán los compañeros de éste viaje.

Atrévete, se un poco loco Si piensas que puedes cambiar el mundo… posiblemente puedas. Confía en ti. Si no lo intentas nunca sabrás si es posible. “Yes, you can”

Trocea el problema Si el problema se te antoja demasiado complicado, y no ves cómo abordarlo… ¿porque no lo partes en componentes mas manejables? Es mas fácil aparcar 4 coches que un autobús..
Juega Sal de la rutina diaria, de tu oficina y haz un poco el tonto. Cuando te diviertes y estás relajado las ideas fluyen mucho mejor…“No te tomes la vida tan en serio… no vas a salir vivo de ella”

Separa forma de función y busca alternativas Si te centras en la función que debe ser cumplida (el QUÉ) y obvias la forma en la que se ha hecho siempre (el COMO) descubrirás un nuevo mundo de posibilidades…

Rodéate de gente que piensa diferente a ti Ama la diversidad. Sé tolerante, abre la mente y escucha (no sólo oigas) a los demás. Si miras a tu alrededor y descubres que todos piensan como tu… ¡huye!. Intenta luchar contra el síndrome “NIH – Not invented here”

No te obsesiones con los resultados Que algo suceda muchas veces no depende sólo de ti… Esfuérzate y pon toda tu pasión en la parte que tú puedes hacer para que suceda, pero no te preocupes más allá de ello. Si te equivocas o no lo consigues, no te preocupes…. habrás descubierto cosas interesantes por el camino

Lucha contra la comodidad de la uniformidad y la ortodoxia Todas las personas sentimos la necesidad de sentirnos aceptados por nuestros semejantes, de ser iguales…. En la zona gris sólo hay mediocridad y más de lo mismo, sé diferente aunque eso suponga a veces ser mal visto.

Trabaja en las fronteras Como dice Guy Kawasaki en su libro “Rules for revolutionaries”, las cosas interesantes pasan en las superficies de contacto o fronteras donde se producen las interacciones, no en la gran nada de la uniformidad….

Ponle pasión… y trabaja como un esclavo Con todo lo anterior podrás mejorar tu capacidad creativa… pero como decía el genial Pablo Picasso: “La musa de la inspiración existe…. pero debe encontrarte trabajando”

¡Aprende a ser más creativo en todo!

10 maneras de innovar y ser creativo

Para poder competir efectivamente, debemos buscar nuevas y mejores maneras de cumplir nuestra misión.

Debemos encontrar métodos creativos para satisfacer a nuestros clientes. Y debemos encontrar estrategias innovadoras para lograr hacer más con menos recursos.
Con los cambios tan rápidos que estamos viviendo, hacer las cosas como solían hacerse no funciona actualmente y no puede ser tan productivo como esperamos.  Para poder crecer debemos estar innovando y creando constantemente.

Una compañía innovadora, atrae y mantiene en su grupo de trabajo a mejores empleados. La gente quiere ser parte de algo creativo e innovador. Es estimulante y además divertido.

Aquí tienes 10 cosas que puedes hacer para fomentar una cultura de innovación y creatividad en tu trabajo:

1. Vive en la posibilidad.

Debes saber que todo problema tiene muchas soluciones posibles. Mantente en la creencia de que tu y tu equipo de trabajo pueden encontrar una mejor forma de hacer cualquier cosa en la que pongan sus mentes a trabajar.

2. Siempre cuestiona qué es lo que haces y porqué lo haces.

Continuamente nuestras tareas y proyectos no se dirigen hacia la consecución de nuestras metas y propósito en la vida. Asegúrate de que todo lo que hagas se alinea con tus metas y produce los resultados que deseas.

3. Desafía las creencias que has tenido desde hace mucho tiempo.

Solamente porque algo se ha hecho de cierta manera durante largo tiempo no quiere decir que todavía sea la mejor manera de hacerlo. Es necesario aprender nuevas formas de hacer las cosas, debemos ser flexibles y abrirnos a nuevas posibilidades.

4. No aceptes la primera solución inmediatamente.

Hay muchas posibilidades de solución para cada problema. La mayoría de las personas se van con la primera que surge que parece la más adecuada y se pierden del valor que implica el pensar un poco más de tiempo y encontrar soluciones más efectivas y elegantes.
5. Lee.

Cuanto más sabes acerca de algo, más te das cuenta de que no sabes. Incrementando tu base de conocimientos encuentras más y más asociaciones. Y hacer asociaciones es donde aparentemente cosas mágicas suceden. El conocimiento es esencial y nunca termina. Si te mantienes preparado puedes ir al ritmo de todo lo que te rodea, si no lo haces puedes quedar rezagado.

6. Diviértete.

Descubriendo nuevas ideas sobre cómo hacer las cosas más rápido, más fácil, con menos recursos y mejor es realmente divertido. Y las cosas que son divertidas de hacerse se hacen más seguido. Planea sesiones dedicadas a crear ideas, lo que en inglés llaman “brainstorming”, y que significa tormenta de ideas. Reúne a tu grupo de trabajo y elijan un tema sobre el que trabajar. Concéntrense y generen tantas ideas como se les ocurran sobre ese asunto. La práctica hace al maestro. Si lo practican regularmente lograrán entrenarse y para cuando surja un problema estarán preparados para generar muchas soluciones creativas.

7. Conoce a gente de diferentes industrias.

Saliéndote del territorio con el que estás familiarizado, abres la posibilidad para nuevos y diferentes puntos de vista que puedes utilizar en tu favor. No te circunscribas solamente al ambiente que te rodea, ábrete y conoce otras cosas y otras formas de trabajar, puedes aprender mucho.

8. Desafía a tu grupo a llegar más profundo.

Cuando Henry Ford pidió a sus ingenieros diseñar el motor V-8. Ellos contestaron que no se podía hacer. El dijo pues se HARÁ y eventualmente se hizo. No permitas que tu equipo llegue rápidamente a la conclusión de que algo no puede hacerse. Empújalos a buscar soluciones y hagan una lista de todas las ideas que surjan, después cuando la revisen más calmadamente, se darán cuenta de que entre ellas hay alguna idea valiosa.

9. Asegúrate de tener tiempo para relajarte y no hacer nada.

Cuando constantemente estamos ocupados haciendo cosas, no creamos el terreno fértil para que las ideas se fortalezcan. Es necesario descansar y soltar, dejar el tema al menos conscientemente, porque nuestra mente seguirá trabajando en ello. Al soltar le damos a nuestro cerebro la libertad y el tiempo de asimilar la nueva idea.

10. Dale tareas a tu inconsciente.

Dale a tu mente algo en que pensar mientras duermes. Selecciona un problema que deseas resolver, un proceso que deseas mejorar o el nuevo producto que deseas crear antes de irte a dormir y luego olvídalo. Di para ti mismo que deseas al menos tres ideas elegantes y efectivas para el comienzo del siguiente día y luego espera positivamente el recibirlas. Créeme que si funciona.
“El pensador muere pero sus pensamientos están más allá del alcance de la destrucción. Los hombres son mortales pero las ideas son inmortales”

Walter Lippman

Espero que te sirva. ¡Organízate y serás feliz!

 

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: