Archivos para 6 noviembre 2010

Nuevas reglas ortográficas para limitar el pensamiento.


La Real Academia Española ha decidido por cuenta propia introducir unos cuantos cambios en la forma en que debemos escribir. Desde ya, que quede claro: estoy en contra de estos cambios y más precisamente en contra de la existencia de la RAE como tal ha existido hasta ahora (no hay, por ejemplo, una academia del lenguaje corporal que nos diga cómo poner cara de culo). Entre los cambios que dicta, figuran…

“Este” y “esta” se escribirán siempre sin tilde.

Esto tiene sentido para una persona que nunca supo la diferencia, pero ésta existe y es muy útil. Lo cierto es que el lenguaje exige esta distinción que la RAE propone decreta eliminar del vocabulario, pero ésta parece tener como objetivo la reducción de conflictos dentro de éste, cuando éstos en realidad enriquecen los conceptos y las conexiones propias que utilizamos al pensar, aunque esto no sea importante para estos tipos del Este. ¿Intentan éstos decirme que estos pensamientos no tienen sentido? Así parece.

El cambio ni siquiera es consistente, ya que debería, así mismo, contemplar la unificación de “aquellos” con “aquéllos”. Aquellos que no entienden la diferencia tampoco notarían la pérdida de aquéllos términos. Lo mismo con “ese” y “ése” y otras cosas, pero eso no es lo central…

En español tenemos un tríptico muy importante: aquí, ahí y allá, donde cada parte señala hacia un espacio de diferente profundidad. Uno de estos espacios se perderá del habla con estos cambios, al menos parcialmente. Ya no podremos señalar con precisión al ahí o al allá, sino únicamente a un lugar intermedio.

Ahora el español se parece más al inglés, donde “estos”, “esos”, y “aquellos” se dicen simplemente those, por lo cual nunca se sabe bien de qué se habla, y no hay más que dos lugares: “aquí” y “ahí-allá” (here y there).

“Solo” se escribirá siempre sin tilde

Este es más grave. Sólo a un idiota se le puede ocurrir semejante cambio. No, no a un idiota solo; por seguro que son muchos. No es lo mismo un idiota solo que un idiota sólo. Hablo de sólo muchos idiotas juntos, que dudo sean sólo idiotas. “Sólo y “solo” son tan parecidos como lo son “ser único” y “estar en soledad”, “ser” y “estar”.

Como aprendiz de pensador, esto es muy importante para mí. Por supuesto que no pienso sólo en esto, pero sí pienso solo en esto, ya que la RAE no me ayuda. ¿Cómo haré de ahora en más para agradecer que Hitler haya sido sólo uno y haya estado tan sólo equivocado y para despreciar que no haya estado equivocado tan solo ni haya sido solo uno?

Me sentiría tan solo en esto que ni lo escribiría, me sentiría “solo un pensador solo”, tan solo que, quizá, no esté tan solo y alguien más piense en ello con la dedicación mínima que merece la materia prima de la filosofía, único atributo que nos permite distinguirnos como humanos.

La RAE podría darnos cuenta de las diferencias, y así regalarnos una riqueza invaluable, solo que no le apetece; lleva mucho trabajo. Sólo piensa en el solo hecho de simplificar, que es hacia donde apuntan todos estos cambios.

Y, así de solo como protesto, por sólo protestar, como puede hacerlo todo ente de por sí solo, mencionaría la pérdida de sólo algunos otros recursos importantísimos, solo que la RAE ya no sólo no me lo permite sino que me lo prohíbe. Si tan solo preguntaran antes… Pero parece que seguiré “solo quejándome solo”, lo cual, visto así, no tiene importancia, porque no significa nada.

Otros cambios

Hay otros cambios introducidos por la RAE que sí tienen sentido, aunque igualmente se pueden discutir por una o dos eternidades, siendo esencialmente actos de despotismo:

  • La letra i griega se llamará de ahora en más “ye” (shé). Puedo vivir con esto porque su significado no cambia, aunque se mude al final del diccionario, lo cual me importa menos que la RAE.
  • La letra b se llamará simplemente “be”, y no be larga o be alta. En la escritura esto puede ser un cambio positivo, pero, ¿y en el habla, cómo vamos a distinguir claramente be de ve, si no estamos autorizados a decir “be larga”? Es una cuestión pragmática que fue pasada por alto.
  • Se eliminarán completamente las letras ch y ll. Suena lógico: no necesitamos que se llamen “letras”, aunque representen sonidos únicos. Sin embargo, el criterio usado para tomar esta decisión es digno de un cavernícola: ¡se las degrada como letras únicamente porque tienen dos símbolos! Es un retroceso total.
  • Guión se escribirá sin tilde. No preguntes por el por qué. El fin, parece ser, es tener pocas reglas ortográficas. Esta en particular se aplica sin distinción de significado a los monosílabos acentuados como, por ejemplo: guion, Sion y trhuan. Estás avisado: a partir de ahora, “guión” contiene un error ortográfico y queda prohibido su uso.

Toda mi crítica se resume en: al perder una palabra, perdemos un concepto, perdemos una conexión que nos relaciona con el mundo. Y al combinar dos palabras en una, no sólo perdemos una, sino dos, y fabricamos un concepto equívoco, impreciso, posiblemente inútil y especialmente negativo para la expansión del pensamiento.

¿No se quejaría el músico si alguien le prohibiera usar semifusas, o un pintor si le dijeran que todos los círculos deben ser rojos?

En cierto punto es comprensible; así son las cosas de la realeza y la Locademia de Ortografía tiene que seguir vendiendo diccionarios. Pero es una lástima que, en lugar de hacerlo enriqueciéndonos, nos roben.
Fuente: Cibermitaños

..::Saludos Cordiales::..

JeSvS

Anuncios

Deja un comentario

¡Hola mundo!

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

1 comentario